Recomendaciones para docentes transformadores

Por: Agencia Armónico
El docente además de ser un formador de ciudadanos, es un facilitador que ofrece las herramientas necesarias para que los estudiantes comprendan el mundo desde diversos lenguajes. Su tarea se fundamenta en el aporte a la sociedad, la construcción de comunidad alrededor de la creación de ideas y la capacidad de leer los contextos para responder a los retos de la actualidad.

Según el profesor David Cutler, “el cuidado y el esfuerzo son indispensables en el oficio de enseñar. Si bien la experiencia en esta labor es importante, de nada sirve si los docentes, a lo largo del tiempo, no se perfeccionan de una forma continua”, lo cual es fundamental para crear docentes transformadores que promuevan el desarrollo humano. 

Así mismo, el profesor comparte algunas recomendaciones para aplicar en el aula y continuar siendo un docente transformador:Principio del formulario

1.    Compartir y aprender

“Como primer paso, hay que trabajar para reconocer que, sin importar cuánto tiempo haya estado en el aula, siempre habrá alguien más que sea más efectivo en una determinada faceta de la enseñanza”, explica Cutler. Tener la disposición para aprender de los demás y crear un espacio de trabajo colaborativo que ayude a potenciar los conocimientos y compartir las experiencias para escuchar sugerencias desde diferentes puntos de vista.

  • Buscar un mentor

Encontrar una persona que sirva de asesor, y escuchar todas las ideas o consejos que comparta sobre cómo transformar e innovar en el aula. De esta manera, se va a ampliar el conocimiento, explorar nuevas metodologías de enseñanza y enriquecer la labor como docente.

3.    Observar

Mirar a otros profesores en acción para identificar patrones o metodologías que puedan servir en la labor, así se aprenden buenas prácticas para implementar en el salón de clase. Por ejemplo, hay docentes que motivan a los estudiantes por medio del buen humor o que son firmes pero comprensivos para aumentar el compromiso.

4.    Cambiar constantemente

Como explica Cluter, “es ciertamente más fácil enseñar los mismos libros y contenidos cada año, pero también es increíblemente aburrido, lo que puede llevar al agotamiento”. Los cambios son buenos para el docente y para los estudiantes, por eso es indispensable renovar el proyecto educativo y buscar nuevas metodologías que se adapten a los retos sociales, psicológicos y académicos de la sociedad actual.

5.    Visualizar la utilidad de lo que enseñas

Mostrarle a los estudiantes la manera de aplicar el aprendizaje en el mundo real, darle un sentido a toda la información que se les comparte y enfatizar en el desarrollo de competencias.

  • Involucrarse más allá del salón

Acompañar y apoyar a los estudiantes en las diferentes actividades que organiza la institución educativa. Los docentes transformadores tienen una profunda comprensión de cómo su función trasciende más allá de cualquier tema que estén enseñando, así dejan una huella en cada uno de sus estudiantes. Uno de los mayores desafíos que tiene el docente en la actualidad es formar a los niños, niñas y adolescentes para aportar a la construcción de un mejor país; esta responsabilidad social requiere que se apropien de los conocimientos de su labor y aumenten su capacidad de adaptarse a los diferentes contextos, potenciado las competencias para diseñar soluciones creativas. “Cuando se piensa que un maestro es un formador de seres humanos y que muchas veces es el profesional que pasa más tiempo con los niños y jóvenes, se hace evidente la importancia social de su trabajo y las diversas responsabilidades de su profesión”, Ministerio de Educación Nacional, periódico Al Tablero.

*CORPOEDUCACIÓN no es responsable por las opiniones ofrecidas en este espacio.

admin-corpo
Por: Agencia ArmónicoEl docente además de ser un formador de ciudadanos, es un facilitador que ofrece las herramientas necesarias para que los estudiantes comprendan el mundo desde diversos lenguajes. ...
0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.