La innovación educativa y el programa Diseña el Cambio

Por: Jeffri Ramírez Elguedo, Coordinador Local Programas Terpel Cartagena de Indias. *

Suponga el caso que, en medio de una conversación, alguno de sus interlocutores le plantea la pregunta: ¿Qué entiende por innovación educativa?, ¿Cuál sería su respuesta? Posiblemente haría referencia al uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones en el contexto de la educación o, tal vez, mencionaría alguna experiencia que haya producido aprendizajes significativos en cualquier entorno o nivel escolar. Y, de hacerlo así, ¡lo felicito! Usted estaría mostrando acertadas formas de concebir la innovación educativa. Sin embargo, esto no es lo único a lo que se circunscribe el asunto en mención.

En las próximas líneas me permitiré (i) proponerle tres definiciones de innovación educativa desde distintos autores estableciendo relaciones, y (ii) hacer un análisis de la metodología de Diseña el Cambio como estrategia de innovación educativa para implementarla en la cotidianidad del desarrollo del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Innovación educativa

Varios autores se han aventurado en sus investigaciones a ofrecer diferentes definiciones para la expresión que da origen al presente subtítulo, a pesar de ello, me ocuparé de relacionar solo tres.

La primera es la voz de Jaume Carbonell Sebarroja, profesor e investigador universitario del área de Sociología de la Educación, quien afirmó que: “meter más tecnología en las aulas no es de por sí innovador” (CARBONELL, 2017). como había explicado antes, la innovación educativa se entiende como “(un) conjunto de ideas, procesos y estrategias […] mediante los cuales se trata de introducir y provocar cambios en las prácticas educativas […] con el propósito de alterar la realidad vigente, modificando concepciones y actitudes, alterando métodos e intervenciones y mejorando o transformando, según los casos, los procesos de enseñanza y aprendizaje” (CAÑAL DE LEÓN, 2002: 11-12).

En segunda instancia quiero compartir la definición que ofrece el doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, Francisco Imbernón, quien escribió que: “la innovación educativa es la actitud y el proceso de indagación de nuevas ideas, propuestas y aportaciones, efectuadas de manera colectiva para la solución de situaciones problemáticas de la práctica, lo que comportará un cambio en los contextos y en la práctica institucional de la educación” (IMBERNÓN, 1996: 86).

Por su parte, Juan Escudero, profesor e investigador universitario dice que: “la innovación educativa significa una batalla a lo mecánico, rutinario y usual. Supone una apuesta por lo colectivamente construido para la transformación de lo existente. Propicia la disposición a indagar, descubrir, reflexionar, criticar y cambiar” (PASCUAL, 1988: 86).

En conclusión, para hablar de verdadera innovación educativa se requiere de 3 elementos básicos:

  1. Debe existir un genuino cambio o transformación en la forma en que se hace o se da el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  2. La innovación educativa siempre surge de apuestas colectivas.
  3. Implica un proceso de investigación, indagación y reflexión que conlleva a la solución de situaciones problemáticas del entorno.

Establecido este marco de lo que son y de cómo se evidencian efectivos procesos de innovación educativa en los establecimientos educativos, muy seguramente concuerde conmigo en que, lo mejor que se puede hacer para fortalecer el proceso de enseñanza – aprendizaje en los colegios, sería desarrollar en la cotidianidad de este proceso una metodología de clases con enfoque innovador.

Ahora bien, ¿existe alguna herramienta o estrategia que responda a las necesidades de innovación educativa y a la vez sea tan sencilla, práctica y versátil que se pueda usar en la cotidianidad escolar? La respuesta es sí. Precisamente, a continuación expongo una que, a mi modo de ver, responde a cabalidad el cuestionamiento planteado: la metodología Diseña el Cambio.

El programa Diseña el Cambio como estrategia de innovación educativa

El programa Diseña el Cambio es un movimiento creado para darle oportunidad a los niños, niñas, jóvenes y maestros de expresar sus propias ideas y ponerlas en acción para cambiar las disímiles y, en algunos casos, caóticas realidades escolares y comunitarias. Esto a través de un reto escolar en el que se proyectan soluciones innovadoras en cuatro sencillos pasos: Siente, Imagina, Haz y Comparte.

Siente:

El primer paso para generar un cambio es identificar qué se quiere cambiar, discutir con otras personas diferentes alternativas de solución y llegar a acuerdos.

Diseña el Cambio

¡Piensa desde el corazón cómo ayudar a los demás o cómo ayudar a corregir la problemática detectada!

  • Observe su entorno, su salón, su colegio y comunidad, cómo viven las personas, cuáles son sus tradiciones y su cultura, y piense ¿qué quisiera cambiar para mejorar?
  • Discuta y llegue a acuerdos con el equipo de trabajo sobre los problemas que encontraron en su comunidad. Elabore un listado de los que más le impactaron y seleccione el problema que como equipo creen que es el más importante para resolver. ¿Si estuviera al mando, qué sería diferente?
  • Involucre a su comunidad y entreviste a quienes estén afectados por la problemática para entender sus preocupaciones e intereses.

Imagina:

Trabaje en equipo para crear una solución al problema.

Diseña el Cambio

¡Sueña con un futuro mejor para ti y tu comunidad!

  • Haga una lluvia de ideas y explore alternativas para crear el impacto más rápido, beneficiando al mayor número de personas y generando un cambio duradero. Mientras más ideas hayan, mayor es la posibilidad de crear una mejor solución al problema.
  • Apunte y dibuje todas las ideas, hasta las más raras, todas son igualmente valiosas.
  • Combine y mejore las ideas para construir una gran idea que pueda realizar, iniciando con los recursos a su alcance.
  • Piense siempre más allá de la solución más obvia o la primera que se propuso. Las ideas más extrañas son muy valiosas, ¡allí es donde puede estar la mejor oportunidad!

HAZ:

Ponga a prueba sus ideas e imaginación.

Diseña el Cambio

¡Demuestra que todo es posible si lo quieres con el corazón!

  • Organice un plan con una lista de todas las actividades necesarias para preparar, realizar y documentar el desarrollo de la idea que seleccionaron.
  • Haga su idea realidad, trabaje en equipo, consiga apoyo y ponga en marcha su plan.
  • Reflexione al final del proyecto y documente cómo cambiaron las actitudes y comportamientos de las personas a medida que avanzaba el desarrollo del proyecto.

Comparte:

Inspire a otros con su experiencia, comparta su historia.

Diseña el Cambio

Contagia a otros con tu entusiasmo: ¡Si yo puedo, tú puedes!

  • Inspire compartiendo e invitando a otras personas a difundir sus ideas, en su colegio, su barrio, en las reuniones de padres de familia o inclusive con los medios de comunicación locales.
  • Reúna todas las notas, fotografías o vídeos y cualquier documentación que se haya producido durante el desarrollo del proyecto y seleccione los mejores contenidos que representen su idea.

De este modo, el participante siente qué le hace falta a su entorno, imagina las posibles soluciones, ejecuta acciones para dar solución a la problemática detectada y comparte los resultados obtenidos con su comunidad.

Al concluir el proceso, los niños, niñas, jóvenes y docentes se dan cuenta que con la implementación de esta metodología transforman positivamente al mundo y se convierten en personas que desarrollan el pensamiento crítico, el pensamiento creativo, su consciencia situacional, su sentido de colaboración y fortalecen la comunicación asertiva.

Me preguntará usted y… ¿cómo y cuándo se desarrollan los contenidos programáticos de las áreas que conforman el plan curricular y el plan de estudio institucional? La respuesta es sencilla, estos contenidos se integran al proceso de desarrollo e implementación del proyecto, ya que todo problema o reto que surja para ser resuelto se desprenderá de la realidad, de las propias vivencias del contexto en el cual subsisten e interactúan de forma natural y fluida el conocimiento de todas las ciencias.

Por tanto, siempre habrá oportunidad para abordar el saber disciplinar de las ciencias sociales y naturales, del lenguaje, de las matemáticas y de las demás ciencias exactas, con la ventaja que se trabajarán en y desde el contexto de los intereses de los estudiantes, mientras se solucionan problemas del entorno y se transforman las realidades.

¿Utópico? ¡Seguramente! Pero de la utopía también se nutre el concepto de innovación educativa. Al respecto, Escudero, a quien citamos antes nos lo explica de la siguiente manera: “(la innovación educativa) reclama, en suma, la apertura de una rendija utópica en el seno de un sistema que, como el educativo, disfruta de un exceso de tradición, perpetuación y conservación del pasado” (PASCUAL, 1988: 86). Por ende, no podemos soñar con verdaderos ambientes innovadores de aprendizajes, si no nos atrevemos a caminar hacia lejanos y ambiciosos horizontes; abandonando los cercanos y modestos en los que acostumbramos andar.

Habiendo considerado lo provechoso que resulta implementar ambientes innovadores de aprendizaje en el diario acontecer de la vida escolar y, lo sencilla, práctica y versátil que resulta la metodología de Diseña el Cambio en este sentido, no me queda más que invitarle a vivir la experiencia y a sistematizar tal ejercicio junto con sus estudiantes. ¿Se atreve a innovar? ¡Diseña el Cambio le ofrece una Gran Oportunidad!

Bibliografía

  • Jaume Carbonell: “Meter más tecnología en las aulas no es de por sí innovador”. San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife – España: Universidad de la Laguna. Recuperado de https://www.ull.es/portal/noticias/2017/jaume-carbonell-ull/.
  • Cañal de León, P, (2002), (en cursiva La Innovación Educativa en cursiva) Madrid – España, Ediciones Akal, S.A.
  • Imbernón, F, (1996), En busca del discurso educativo. Buenos Aires – Argentina, Programa Nueva Escuela Argentina para el Siglo XXI.
  • Escudero, J. M. (1988). La innovación y la organización escolar. En R. Pascual (Coord.), La gestión educativa ante la innovación y el cambio (pp. 84-99). Madrid: Narcea.
  • Fundación Terpel, Programa Diseña el cambio. Recuperado de http://fundacionterpel.org/Home/NuestrosProgramas/Dise%C3%B1aelcambio.aspx https://disenaelcambio.fundacionterpel.org/blog/metodologia/metodologia

*CORPOEDUCACIÓN no es responsable por las opiniones ofrecidas en este espacio.

admin-corpo
Por: Jeffri Ramírez Elguedo, Coordinador Local Programas Terpel Cartagena de Indias. * Suponga el caso que, en medio de una conversación, alguno de sus interlocutores le plantea la pregunta: ¿Qué ...