Enseñar a explorar, descubrir y construir el futuro profesional

Autora: Carolina López.*
Armónico Agencia Consultora.

Los niños, niñas y adolescentes buscan construir diferentes caminos que los lleven a la felicidad y la realización de sus proyectos de vida, lo cual depende de factores como la ocupación en el futuro, la elección de la actividad que realizarán día a día y la vocación que los hará sentirse satisfechos con sí mismos y con la sociedad.

La orientación vocacional representa un apoyo para que los estudiantes pueden llegar a conocerse mejor, identificar cuáles son sus habilidades, aptitudes, gustos o preferencias, comprender cómo se compone la oferta académica y el mercado laboral actual para motivarlos y guiarlos a la elección de su ocupación en el futuro.  Bertha Fernández Oliva, máster en Educación, explica que “la orientación puede ser entendida como un proceso que ayuda a la elección de una profesión, la preparación para ella, el acceso al ejercicio de la misma, la evolución y el progreso posterior”.

Los docentes, en su rol de asesores y orientadores, pueden implementar algunas estrategias psicopedagógicas en el aula para ayudar a los estudiantes a tomar estas decisiones de acuerdo a sus propias posibilidades y realidades:

  • Realizar entrevistas, test y cuestionarios para identificar las habilidades, debilidades, alcances y limitaciones de cada estudiante.
  • Ayudar a los estudiantes a indagar y explorar las diferentes profesiones y universidades que existen en el mercado actual.
  • Formular preguntas reflexivas a los estudiantes acerca de qué quieren ser y para qué quieren serlo.
  • Trabajar y promover en cada estudiante los conocimientos específicos de las profesiones de su interés. 
  • Debatir acerca de cada profesión, qué se aprende, cuáles habilidades son necesarias, cuál es el campo laboral y cómo esa carrera puede complementar los proyectos de vida.
  • Reconocer y realizar un inventario con los aspectos más relevantes de la personalidad de cada estudiante.

Según John Lewis Holland, psicólogo y docente estadounidense, “la elección de una carrera o profesión concreta va a depender al desarrollo del conjunto de elementos y rasgos que constituyen la personalidad, siendo más competente y sintiendo mayor satisfacción la persona en su trabajo en función de la sintonía entre su personalidad y el tipo de tarea que realice”.

El interés y la pasión por determinadas actividades es un proceso innato que se inicia en la infancia y se va configurando durante la adolescencia para realizarse en la adultez. Es fundamental formar personas creativas y con capacidades para adaptarse a la realidad cambiante, por lo que es indispensable acompañar, orientar y ayudar a los estudiantes a elegir su futuro vocacional con libertad, responsabilidad y autonomía.

*CORPOEDUCACIÓN no es responsable por las opiniones ofrecidas en este espacio.

admin-corpo
Autora: Carolina López.*Armónico Agencia Consultora. Los niños, niñas y adolescentes buscan construir diferentes caminos que los lleven a la felicidad y la realización de sus proyectos de vida, ...