El mejor regalo es ahorrar para estudiar

Por: Carolina López Romero
Comunicadora Social Armónico Agencia Consultora

Pagar los estudios de los hijos sin tener que adquirir grandes deudas y préstamos con entidades bancarias, es una decisión que tiene grandes beneficios a futuro para los niños y sus familias. “Sin duda, ayudar a un ser querido a ahorrar para la universidad es un regalo que seguiremos dando, alivia el estrés y conduce a resultados financieros más brillantes”, explica Wayne Weber, director ejecutivo de Gift of College.

Una de las metas primordiales de cada padre es que sus hijos o personas cercanas tengan una buena educación, por lo cual se recomienda que se empiece a ahorrar con anticipación para estar preparados cuando se requiera. En la actualidad, existen diferentes alternativas que permiten programar y organizar el estudio de los más pequeños.

  • Planes tradicionales

En esta opción la persona que toma el seguro puede definir que, en caso de muerte, su familia reciba determinada cantidad de dinero para financiar la educación de los hijos.

  • Seguros educativos

Están dedicados exclusivamente al pago de la universidad, tiene un costo fijo según la cantidad de años que le falten al menor para entrar a la educación superior y se puede desembolsar cuando sea necesario.

  • Planes de ahorro para educación

Los padres deciden cuál va a ser el monto de la póliza, dependiendo de sus posibilidades de ahorro y de la suma que se espera recibir al momento de solicitar el desembolso.

Por su parte, el director general de HSBC Seguros Mauricio del Pozzo, recomienda algunos pasos para comenzar a construir el futuro escolar de los niños y adolescentes:

  • Comenzar a planear con anticipación, esto puede ayudar a que los hijos alcancen su potencial y a limitar la tensión en las finanzas de la familia.
  • Buscar asesoría profesional para planear y tomar decisiones informadas.
  • Aterrizar las expectativas, es importante que los padres sean realistas con relación a los costos asociados con las ambiciones y los propósitos.
  • Pensar que es una inversión de largo plazo que evitará sacrificios.
  • Evaluar las finanzas periódicamente.

La educación es el regalo más valioso que se le puede dar a un hijo en esta navidad, existen maneras de ahorrar, buscar asesoría confiable y considerar un plan que asegure el futuro de los más pequeños de la casa. El aprendizaje no solo es una es una experiencia que los formará intelectualmente y les brindará una caja de herramientas para afrontar la realidad, también es el medio por el cual las personas se pueden mejorar los unos a los otros, siempre y cuando existan factores que se puedan formar a través de la educación.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Corpoeducación.

admin-corpo
Por: Carolina López Romero Comunicadora Social Armónico Agencia Consultora Pagar los estudios de los hijos sin tener que adquirir grandes deudas y préstamos con entidades bancarias, es una decisión que tiene grandes ...